Articles for the Month of mayo 2016

Concurso Fotografico

Concurso fotográfico “Transporte Sanitario Integral Copa Servipark sl”

30/05/2016

 

concurso fotografico
Cumpliendo con el 25 aniversario de la marca Copa Servipark, queremos presentar el concurso fotográfico que hemos diseñado, para celebrar tanto dicha conmemoración como nuestro despliegue en el Transporte Sanitario Integral a nivel nacional.
El plazo reglamentario para presentar las fotografías se inicia hoy, día 01 de junio, finalizando el día 31 de julio de 2016.
Con la realización de dicho concurso, pretendemos dar a conocer la labor sanitaria que desarrollan tanto nuestro personal como vehículos a nivel nacional y más específicamente en Extremadura, a través de la riqueza documental que aportan diversas miradas y puntos de vista.
Por este motivo, las bases de la convocatoria están pensadas para llegar al máximo número de personas y poder obtener así una visión más amplia del papel que desempeñan tanto estas unidades como sus ocupantes, profesionales del sector sanitario.
Dicho Concurso contará con 2 premios, premiando tanto a la fotografía ganadora como a la finalista.
Queremos invitaros a participar en este concurso fotográfico, así como informaros de que vuestras imágenes deberán ser enviadas, en formato JPG, por correo electrónico a concurso@copaservipark.com
Pulsa aquí para descargar las bases en formato pdf
Regalo 2
Regalo 1

Consejos y cuidados del cambio automático

Al igual que en cualquier otro sistema del vehículo, un buen mantenimiento es clave a la hora de alargar la vida útil de una caja de cambios automática y prevenir las averías que suelen afectar a los vehículos que incorporan un cambio de este tipo.
Por ello, a través de esta guía daremos a conocer las principales averías que pueden aparecer en las cajas de cambio automáticas, así como las distintas tareas de mantenimiento que son recomendables para evitar un fallo y las costosas reparaciones que son necesarias para volver a ponerla a punto, recuperando el óptimo funcionamiento de la caja de cambios.
Despiece Caja Cambio

¿Qué averías son las más frecuentes en las cajas de cambios automáticas?

A continuación haremos mención a las 8 averías que aparecen con mayor frecuencia en una caja de cambios automática y que por tanto, podrían ser las responsables de un funcionamiento incorrecto o de un fallo en el sistema:
 
Tirones:
Cuando se perciben tirones en una caja de cambios automática, puede ser debido a que el tambor donde se alojan los discos se haya roto. En estos casos, también es muy probable que el conductor se encuentre con dificultades a la hora de cambiar de marcha.
 
Pérdidas de aceite:
Si encontramos pérdidas de aceite que provengan de la caja de cambios y notamos una vibración excesiva cuando el coche esté a ralentí, es posible que el fallo se deba a un convertidor de par en mal estado o defectuoso.
El aceite que utilizan las cajas de cambio automáticas, conocido también como ATF, es de un color rojo brillante y tiene un olor característico, muy distinto al aceite del motor. Este aceite es imprescindible para el buen funcionamiento de cualquier cambio automático y si no se repara una fuga a tiempo, podría provocar una avería todavía mayor.
 
Problemas en el convertidor de par:
Las cajas de cambio automáticas de Mercedes Benz, en concreto los cambios 722.6 del fabricante, suelen tener problemas con el convertidor de par. Cuando esto sucede, la caja automática entra en modo avería e impide engranar marchas que sean superiores a la segunda. Generalmente, la marcha atrás funciona sin inconvenientes.
 
Falta de respuesta:
Si durante la conducción se percibe una falta de respuesta que dificulte el cambio de marcha, puede ser debido a que el convertidor de par no está funcionando adecuadamente, aunque también podría ser síntoma de una avería en el cuerpo de las válvulas o de la falta de mantenimiento y la necesidad de realizar el cambio de aceite de la caja de cambios.
En caso de que el vehículo no responda al situar el selector en posición D, es posible que el fallo tenga su origen en un nivel deficiente de aceite, un aceite inadecuado o una falta de ajuste en el varillaje del selector. También podría deberse a un fallo en la unidad de control o una desprogramación de la misma.
 
Olor a quemado:
El aceite de las transmisiones automáticas, o ATF, es el encargado de lubricar los distintos elementos que forman parte del cambio, así como de limpiar y acondicionar las juntas o retenes, además de actuar como fluido hidráulico. Si el ATF se calienta en exceso, puede ser el origen del olor a quemado en la caja de cambios.
El calentamiento del ATF suele estar motivado por la falta de mantenimiento y por no realizar la sustitución del mismo antes de que se degrade. Cuando no se cambia el aceite a tiempo, éste pierde sus propiedades y aumentará la fricción en las partes metálicas de la caja de cambios, provocando un aumento de la temperatura.
Utilizar un aceite para la caja de cambios que no está recomendado por el fabricante, también podría producir estos síntomas y efectos.
 
Testigo de avería de motor:
El testigo de avería de motor puede activarse por diferentes razones y entre ellas se encuentran los fallos relacionados con el sistema de transmisión del vehículo. Por ello, es importante prestar atención si esto sucede y acudir al taller lo antes posible, ya que si el vehículo no entra en modo de emergencia y permite seguir circulando, el fallo podría deberse a una pequeña avería en el sistema eléctrico de la caja de cambios automática o en alguno de sus sensores.
 
Saltos de marcha:
Si durante la conducción percibimos que al aumentar la potencia y pisar el acelerador la marcha salta pasando a punto neutro, se debe a que el sistema ha entrado en modo de protección para evitar una avería en la caja de cambios. Cuando esto sucede, la potencia y las revoluciones del motor se verán limitadas, algo que suele suceder si los tambores o carcasas internas tienen alguna fisura que provoque la pérdida de presión.
Esquema caja cambio

¿Qué pautas de mantenimiento seguir con una caja de cambios automática?

Como casi cualquier otro elemento del automóvil, el mantenimiento también es un punto clave a la hora de alargar la vida útil de una caja de cambios automática y evitar averías. Por ello, siempre será aconsejable seguir las recomendaciones del fabricante.
No obstante, es importante tener en cuenta que entre los 60.000 y los 80.000 Km muchos mecánicos recomiendan sustituir el aceite de la caja de cambios o ATF, ya que de esta forma se evitarían sobreesfuerzos en el sistema, problemas de funcionamiento y el posible deterioro de los componentes del cambio. Además, también será necesario sustituir a la vez que se cambia el ATF, el filtro de la caja de cambios.

Repasando las posiciones de traslado más comunes

POSICIONES DE TRASLADO

En nuestro día a día, existen ocasiones en las que se nos puede pasar por alto la importancia que tiene sobre la salud del paciente algo tan nimio como el hecho de adoptar una correcta postura (antes, durante y después del traslado). Sin embargo, una amplia bibliografía muestra los beneficios que el tratamiento postural tiene sobre la clínica de algunas patologías. Puede observarse como mejora de la función respiratoria, del estado hemodinámico, ayuda a prevenir nuevas lesiones y, lo más importante, favorece la comodidad del paciente.

A continuación veremos las principales posiciones que podemos barajar en función de la patología existente. También es posible realizar cambios en las posturas principales con el fin de adaptarlas mejor a las necesidades del enfermo

 

POSICION: DECÚBITO SUPINO

De cúbito supino

El paciente reposa tumbado en 180º con el cuerpo hacia arriba. Dependiendo de la literatura, es considerada como una de las posiciones más frecuentes de traslado.
Indispensable en casos de politraumatismo para que el alineamiento vertebral se cumpla, previa inmovilización y sujeción (collarín e inmovilizador craneal – comúnmente conocido como dama de elche -, colchón de vacío/tablero espinal). También sirve como postura antiálgica si el paciente flexiona en esta posición los miembros inferiores en patologías de etiología abdominal.

 

POSICION: DECÚBITO LATERAL

De Cúbito Lateral

POSICION: DECÚBITO LATERAL

El paciente está recostado sobre su lado derecho o izquierdo. El lado a elegir es importante según la patología. Por ejemplo, en el caso de las gestantes durante el tercer trimestre de embarazo (sin amenaza de parto), debemos pedirles que se coloquen sobre su lado izquierdo, para evitar aprisionar con el peso de su cuerpo la vena cava y que el riego sanguíneo a la placenta y al feto se vea afectado.
También podemos aplicar al paciente la PLS o Posición Lateral de Seguridad, indicada en pacientes con bajo nivel de consciencia en los que no es necesario/no es posible aislar la vía aérea. Para colocar a la persona en esta posición debemos partir del decúbito supino:

Colocaremos el miembro superior por su cara interna flexionado en un ángulo de 90º respecto al cuerpo.

Manteniendo el miembro inferior del mismo lado en posición anatómica (estirado), flexionaremos el hemicuerpo contrario (miembro superior e inferior) simultáneamente y de nuevo en 90º tomando la camilla como eje.

Giramos el cuerpo hasta que quede en posición lateral.

Para alinear la vía aérea y que el paciente mantenga su permeabilidad sin necesidad de una cánula oro/nasofaríngea, colocaremos el dorso de la mano correspondiente al miembro opuesto a la camilla, bajo el pómulo del lado facial contrario.

POSICION: DECÚBITO PRONO

De cúbito prono

No es una posición que se emplee con frecuencia, pues el enfermo debe tumbarse con el cuerpo hacia abajo. Estaría indicada en caso de heridas o quemaduras en la espalda, así como problemas vertebrales u objetos enclavados (accidentes, apuñalamientos, etc.)

 

POSICION: SEMIFOWLER

El paciente se encuentra semi-incorporado, formando un ángulo de 30º respecto al eje horizontal. Muy empleada para traslados estándar, es decir, enfermos sin problemas ventilatorios, circulatorios o neurológicos. Esta posición suele ser cómoda para el paciente pues minimiza la cinetosis por el movimiento del vehículo asistencial.

 

POSICION: FOWLER

Fowler

El enfermo se encuentra incorporado, formando un ángulo de 45º respecto al eje horizontal. Estaría indicada en pacientes con un grado moderado de disnea, cardiópatas, fracturas de miembros inferiores (con estos correctamente inmovilizados), con cierto grado de confusión u somnolencia.

POSICION: FOWLER ALTA

El paciente se encuentra en sedestación, formando un ángulo de 90º respecto al eje horizontal. Recomendado en situaciones de disnea severa, pacientes obesos con dificultad respiratoria, así como en caso de náuseas con posibilidad de vómito sin afectación del nivel de consciencia.

 

POSICION: TRENDELEMBURG

Trendelemburg

El paciente mantiene la alineación de la columna vertebral, pero su eje horizontal se ve desplazado elevando miembros inferiores (MMII) por encima del plano craneal. Idónea para pacientes en shock (preferentemente los de tipo hipovolémico y hemorrágico), deshidratación extrema y dificultad de acceso a la vía aérea para intubación orotraqueal (IOT). Algunos estudios ponen en duda la efectividad real de esta posición en el shock, sin embargo sigue siendo un punto fuerte en los manuales sanitarios.

 

POSICION: ANTI-TRENDELEMBURG

Trendelemburg Invertida

Al igual que en el trendelemburg, se preserva la alineación espinal. Sin embargo, el giro se invierte, y es la cabeza la que se eleva por encima del plano de los MMII. Está recomendada en casos de traumatismo craneoncefálico, sospecha de daños cerebrales y lesiones torácicas que impliquen, a su vez, problemas a nivel medular.

POSICION: MIEMBROS INFERIORES EN EL AIRE

El paciente se encuentra sentado con sus piernas colgando en el borde de la camilla. De este modo se consigue evitar una sobrecarga de volemia en casos de edema agudo de pulmón e insuficiencia cardíaca. El líquido secuestrado en el tercer espacio (generalmente edemas) permanece en los MMII y no se reincorpora a la circulación sistémica.

POSICION: EMBARAZADAS CON AMENAZA DE PARTO

Gestantes con dinámica de parto: la paciente se encontrará en posición de semi-fowler en sentido contrario a la marcha. Para favorecer la posibilidad de alcanzar el hospital antes de que se produzca el parto, se debe insistir a la parturienta que intente cruzar las piernas para frenar la salida del niño. Si existiese sospecha de prolapso del cordón umbilical, con extremo cuidado se ha de colocar a la mujer en posición genupectoral o mahometana para intentar impulsar la presentación hacia la parte superior del canal del parto y, a su vez, disminuir la presión de la presentación sobre el cordón umbilical:

Se colocará a cuatro patas sobre la camilla.

Inclinará el tronco hasta que el tórax quede en contacto con la camilla.

Debe ladear la cabeza a la vez que queda apoyada sobre la mano en una posición que le resulte cómoda.

Mantenimiento Caja de Cambio automática

Mantenimiento cajas de cambio automáticas

Cajas Cambio Automáticas

Las cajas de cambio automáticas han evolucionado de manera que existen diferentes tipos, cada uno de ellos con unas necesidades de mantenimiento específicas. Veamos cuáles son las de las cajas automáticas más comunes.


El cambio automático es un sistema de transmisión que es capaz por sí mismo de seleccionar todas las marchas sin la necesidad de la intervención directa del conductor. El cambio de una marcha a otra se produce según la velocidad del vehículo y las revoluciones por minuto del motor, por lo que el conductor no necesita ni pedal de embrague ni palanca de cambios.
Hoy en día existen diferentes tipos de cajas de cambio automáticas y todas necesitan un mantenimiento periódico. Las cajas de cambio automáticas mas utilizadas son las siguientes:

  • Caja automática convencional con convertidor de par. Son las denominadas Tiptronic del grupo VAG, Steptronic de BMW, etc. Necesita el cambio de aceite y filtro a los 60.000 km.

  • Caja de cambios manual robotizada de disco simple. Básicamente, es una caja de cambios manual de embrague a la que se le añade un sistema formado por electroválvulas y una unidad de control que acciona el embrague y el selector del cambio. Los pioneros en comercializar este tipo de cajas de cambio fueron    BMW con los famosos SMG y Alfa Romeo con los Selespeed. El mantenimiento que requiere éste sistema conlleva la sustitución del líquido hidráulico del selector de las velocidades, pues la caja de cambio es convencional.

  • Caja de cambios manual robotizada de doble disco húmedo. Son cajas de cambio de doble embrague del grupo VAG llamadas DSG y las PDK de Porsche. En la DSG de 6 marchas sí se contempla cambio de aceite cada 60.000 kilómetros, pero en la de 7 marchas no.

  • Caja de cambios automática 7G-TRONIC PLUS de Mercedes-Benz. Recomienda sustituir el aceite y el filtro entre los 50.000 y 125.000 kilómetros según recomendaciones del fabricante. Las cajas automáticas no llevan valvulina, llevan líquido ATF, que es un líquido de color rojo que también lo lleva por ejemplo en la dirección asistida.

Las consecuencias de no realizar los mantenimientos y cambios de aceite que recomienda el fabricante en un cambio automático pueden ser:

  • Problemas con el cambio automático de marchas.

  • Pérdida de potencia debido a un cambio defectuoso.

  • Rotura interna de los elementos que componen el cambio con el consiguiente gasto que esto supone.

Muy importante será siempre seguir las recomendaciones del fabricante para evitar que tengamos una avería grave la cual nos puede suponer un coste aproximado de 6.000€.

Trae tu vehículo a talleres Copa Servipark S.L.. Ponte en manos de los mecánicos más cualificados de Badajoz.

Aqui os dejamos otro vídeo para comprender el funcionamiento de los cambios automáticos:

Revisión Cambio Automático

Cambios Automáticos

Cambios Automaticos

Enumeramos los principales problemas de las cajas de cambio automáticas:

  1. El cambio de tirones. Puede deberse a la rotura del tambor donde se alojan los discos. Es posible que el cambio automático tampoco te permite cambiar de marcha.
  2. Fugas de aceite y si el coche vibra en exceso al ralentí, puede ser que el convertidor esté roto.  
  3. Fallo en los discos debido a un flujo deficiente de aceite. Conviene revisar el estado de las válvulas hidráulicas.
  4. Avería en el convertidor, suele suceder en los cambios automáticos 722.6 de Mercedes. La caja de cambios automática entra en modo avería y no deja metes más de segunda. La marca atrás funciona.
  5. Fallos electrónicos ya sea en los sensores o en el módulo electrohidráulico que controla la apertura de las válvulas. Cualquier error en esta medición hará que la caja no funcione bien.
  6. Bomba de aceite, si no envíe un caudal constante al resto de elementos, la transmisión automática no funcionará bien.
  7. Las electroválvulas de las cajas de cambio de doble embrague también suelen fallar y el cambio se puede quedar bloqueado. Es muy importante cambiar el aceite cuando lo indica el fabricante.
  8. Algunos cambios CVT han experimentado un desgaste prematuro en la cadena y problemas en alguno de sus rodamientos internos.
Como has podido deducir, lo más importante de un cambio automático es realizar un correcto mantenimiento y usar siempre el aceite que recomienda el fabricante.    Nosotros tenemos todo lo necesario para dejar como nuevo tu cambio automático. Ven y pide presupuesto sin compromiso.  Nos preocupamos de que nunca salgas descontento.

 

Te animo a que le eches un vistazo a este vídeo, descubrirás los secretos del cambio automático.